- José Cabrera y Bernuy casó con Soledad Fernández de Córdoba y Aguilar, hija del Conde de Luque. Tuvieron cinco hijos, de los cuales uno falleció recién nacido. Su hermano Juan Bautista Cabrera y Bernuy, el primogénito,  heredó toda la fortuna y la historia de la familia Cabrera. 

-En este matrimonio, tanto él como ella eran segundones, por lo tanto sólo les tocaba heredar lo que a una familia normal, lo de sus padres.

-Los primogénitos heredaban, por ley, lo correspondiente a los mayorazgos que recayeran en su Casa y los que entraran por las ramas que se unieron a la familia y su parte  de bienes libres.

-Falleció José muy joven, en 1.864. Los bienes que le correspondían los administraba su hermano Juan Bautista, el heredero. Antes de casarse, todo el capital de la familia se administraba unido, aunque al primogénito le correspondían  muchísimos mayorazgos.

                           


- Al fallecer José y carecer de bienes (aún no se le había entregado la herencia de sus padres), Soledad vivió con Carmen Bernuy y Aguayo, madre de su marido y suegra, hasta el fallecimiento de esta señora en 1.867.

- Los niños contaban a la muerte de su padre, el mayor, Fernando  7 años y el más pequeño 1 año. Vivieron con su abuela en la casa de la Plaza de Don Gome, con  el servicio y atención que en aquella época existía en la casa. Disfrutaron de un ambiente cordial y normal en familia, sin agobios ni carencias alguna.

- Al fallecer su abuela, su tío Juan Bautista y su mujer Carmen Pérez de Barradas disponen que dejen la casa y marchen a la que la familia tenía en la plaza del Conde de Priego, recordada por el  episodio de la muerte de los Comendadores. Salieron de la Casa de Don Gome el mayor con 10 años y el pequeño con 4.

                                      

- Unos chicos que se criaron con desahogo y dichosos pasan a cambiar de vida y a tener apuros de todas clases, económicos y familiares,vivieron en manos de prestamistas. El sufrir estos hechos les marcó su manera de ser y actuar en la vida.

-La  madre de los chicos, Soledad, mantuvo una seria, larga y triste conversación con su cuñado Juan Bautista para pedirle que le diesen la parte que él le administraba como herencia de su marido, su hermano José, y así hacer frente a sus gastos y poder mantener a sus hijos.  

-En esta discusión intervino, para evitar el encuentro entre los dos, el padre de Soledad, Cristóbal Fernández de Córdoba, Conde de Luque. Él creía que sería muy perjudicial para su hija y sus nietos, ya que Juan Bautista llevaba tiempo casado y no tenía descendencia, por lo que creía que recaería  la  herencia de la Casa en estos niños sus nietos.

- El asunto se debió de complicar, ya sea por los abogados que atendían y aconsejaban a Doña Soledad, ya por ella misma. Enfadado Juan Bautista hace un testamento desheredando a sus sobrinos, únicos herederos legales que les correspondía. “Aunque se comente hoy día ¿? que habían cambiado la Ley de herederos.”

- Vuelve hacer Juan Bautista dos testamentos seguidos, uno cada día y anula lo dicho en el anterior, dejando al final heredera universal de todos sus bienes, derechos y acciones a su esposa Carmen Pérez de Barradas.

-Fallece Juan Bautista en 1.871. El sobrino que debió heredar la Casa, Fernando Cabrera Fernández de Córdoba tenía 14 años, menor de edad. Su tío nunca tuvo presente la edad de sus sobrinos.

-Doña Soledad pensaba y meditaba mucho el luchar contra la familia en los Juzgados, pues no sólo la Marquesa de Villaseca era su cuñada, sino que había tres lazos familiares entre sus hermanos.

-Los hijos sufrieron mucho y le amargaron la vida a la madre por su manera de actuar, sobre todo el mayor, Fernando.

-Vivieron en Madrid donde el mayor Fernando empezo a estudiar y lo tuvo que dejar, llevando una vida que no esperaban, trabajando para poder mantenerse y metiéndose Fernando en asuntos que le llevaron a los juzgados.

- La Marquesa, ya Vda. de Villaseca, aconsejaba a su cuñada Soledad qué hacer para mandar a Fernando, el heredero y problemático, fuera de España y  así evitar comentarios.

Fernando el mayor seguia soltero y amargado por no poder mantenerse. Ya había fallecido su madre D Soledad, el segundo hijo, José Cabrera Fernández de Córdoba, casó en Córdoba con Pilar Trillo-Figueroa, el tercero Rafael caso con Valle Villalva y el ultimo Enrique caso con Paz Pinzon.- Jose tubo una gran familia teniendo 7 hijos, y  permaneciendo todos en Córdoba.

Los otros hermanos Cabrera Fernández de Córdoba murieron jóvenes y uno solo, en el hospital. Éstos dejaron una hija cada uno.

- Murió Soledad en 1.886 sin haber logrado que terminaran la testamentaria de su marido José Cabrera y Bernuy.

Carmen Perez de Barradas ya al casarse de segundas, era Marquesa de Viana le escribía a los hermanos Cabrera Fernandez de Cordoba, sus sobrinos pidiendole que ayudaran a su hermano Fernando, por lo mal y el triste vivir que estaba sufriendo, estos les contestaron que no podían, no contaban con capital de sus matrimonios para poderle ayudar.

- Heredaron los hijos de Dª Soledad muy tarde los títulos de la familia y una pequeña cantidad del dinero que habia quedado de la herencia de su de su padre.

- La Marquesa de Villaseca, no se sabe cómo, llegó a heredar la inmensa fortuna que habían amasado desde la venida de los Cabrera a Córdoba con San Fernando.

Como no podian los hermanos ayudar a Fernando y se lo comunicaron a la heredera de la fortuna su tia, esta se  sintio obligada a darle  una limitada ayuda por año como primogénito, algo para que pudiera mantenerse, ya que vivía en una pensión y  amancebado con la propietaria.

- Todo el inmenso capital que heredó de su marido Juan Bautista Cabrera, lo dejó por testamento al sobrino de su segundo marido Teobaldo, José Saavedra y Salamanca, II Marqués de Viana que sí supo sacar provecho a la fortuna. Y sólo una pequeñísima parte del capital por testamento a los que debieron ser sus herederos, los hermanos Cabrera Fernández de Córdoba.

-Los Cabrera, afortunadamente, tenían otro sentido de ver la vida. Eran más profundos, humanos y humildes, gustándoles ayudar a los que tenían cerca.


 

                     


 

 
 
 

Top