Home
   
 



 

 

- Enterados por Don Julio Aumente, la existencia de un archivo de la familia Cabrera en el hoy llamado Palacio de Viana, nos lo comunicó sabiendo que yo estaba interesada por enterarme, de la historia de la familia a la que ya pertenecía, y que solo se tenía noticias, de los Títulos que ostentaban y nada mas  

- Existía un vacío histórico, que únicamente se iluminaba por tradición oral, que pasaba de generación, en generación de cordobeses, pero que algo impedía que se hiciera público, la historia de esta familia.

 - Después de negarnos el Marques de Viana, que existiera en su archivo documentos de la familia, empecé a buscar la manera de lograr enterarme visitando archivos 
- Siempre me dirigía a las directoras pidiendo ayuda.
- En una de esas visitas, me enseñan una lista de régimen interior publicada por la Administración, donde venia unas notas de lo existente en el archivo del Marques de Viana, muy resumido.

- Fui al archivo de Protocolos Notariales de Córdoba, que estaba entonces, en la Huerta de la Reina en la calle Ponce de León en un sótano, a ver a la directora y preguntarle si ella sabia, que es lo que existía en el archivo de Viana. Me dijo, que cuando iban a publicar el índice general de los archivos existentes en España, visito el Palacio de Viana pidiendo permiso para que la dejaran entrar, para poder mandar la información que le pedían a Madrid.

- No la dejaron visitarlo y solo le dieron una lista donde ponen, lo que se publico una nota muy escueta, pero que a ella, jamás le han permitido la entrada para constatar, si es verdad la lista que le entregaron.
- Cuando me contó esto, comprendí que el asunto era más  difícil, de lo que ya por si era, cuando a una persona de la administración le negaban la entrada.
- Marcho a Madrid y en un archivo de los que visite, me dan la noticia, que hay un anticuario que tiene muchos índices de archivos antiguos, me pongo a buscar a este anticuario, que solo me dijeron que vivía en la Puerta de Sol.

- Me costo trabajo encontrarlo y cosa curiosa era una oficina donde en una habitación aparte, existía un Sr. me atendió y me dijo que tenia varias índices y algunos de Córdoba, que podían interesarme, unos eran antiguos, otros no.
- Me enseño el primer inventario, era el efectuado por la Condesa de la Jarosa, que lo hizo después del despojo que le hicieron las tropas francesas, por supuesto le dije que me interesaba muchísimo, nos arreglamos en el precio, lo analice y lo guarde.
- Luego me enseña uno completísimo de los nombres de las personas que habían fundado capellanías, existentes en toda la Diócesis de Córdoba, que por supuesto también le dije que me interesaba y me quede con el.
- Había más, pero yo ya con esto, no quise comprar más, pero si un pergamino autentico de una capellanía de la familia.
- Más tarde me facilitaron en el Ministerio, el inventario de la Obras Pías de la Catedral de los siglos XIV-XX que acababan de editar

- Me fui a visitar en el Ministerio de Cultura al Subdirector y a la directora de Archivos a comentarles y pedirles información, de como y porque, no había podido entrar al archivo de Viana, la archivera de Córdoba y admitir que le dieran una lista y no la dejaran comprobar, si era cierto que existían los documentos  que le dieron.
-Estuvimos un gran rato hablando y me contaron que efectivamente, ellos tenían noticias de la existencia del archivo de Viana y que estaban enterados, que se estaban vendiendo muchos documentos, dándome noticias y nombres, quede perpleja de pensar que ellos no podían hacer nada.
- Me dijo esta Sra. que por ser un archivo particular, solo podían intervenir si existiese una denuncia, por lo que lo efectuarían de oficio.
- Me animó a que buscara la manera de denunciarlo y ellos actuarían de inmediato, ¿pero como yo podía poner una denuncia? - Lo que me parecía inalcanzable poder denunciar al Marques de Viana, pasado el tiempo, se demostró que era factible
- Le cuento a mi marido lo que me habían dicho en el Ministerio y me contestó, olvídate de este asunto por que es imposible seguir.

- Cuando mi marido se entrevisto con el Marques de Viana, lo envía  que se entreviste, con sus abogados para tratar estos temas, y uno de ellos, le comenta que sabiendo que tiene Vd unos amigos americanos, le venda una carta de “Pepe Botella“ José Bonaparte, que la Marquesa de Viana quiere vender.
- Marcha al Ministerio de Cultura a denunciar la venta que querían que hiciera y que le ofrecieron. El Ministerio empieza a trabajar.

- Pasa el tiempo y me piden documentos de mi marido, para empezar a actuar, me voy a llevárselos a Madrid y estando con el Subdirector en su despacho me dice, quédese un  rato, hoy firman los Ministros la Orden que  declara histórico el archivo de Viana .-
- Llama a la sala y le dice a la administrativa, que les estaba ayudando en las firmas de los documentos,  le pregunta el puesto en que está la declaración del archivo de Viana y le ordena que lo ponga de los primeros y que cuando hayan firmado, que se lo comunique.                                      
-Seguimos hablando de las cosas que me estaban ocurriendo, cuando suena el teléfono lo coje el Subdirector, se pone de pie dirigiéndose a mi, me da la mano y me dice enhorabuena Sra. ha salvado Vd. uno de los archivos importantes de España, y dijo una coletilla, le aseguro que tendrá que entrar con la Guardia Civil. Decía esto por que ellos no pudieron lograr nada, a pesar del enorme interés que tenían  de hacer cumplir la Ley.
-  No me pareció muy buena noticia, pero todos pensaron que con haberlo declarado Histórico me seria mucho más fácil visitarlo, por que me amparaba la Ley y si no, la Guardia Civil me entraría, cosa que aun no se ha podido llevar a cabo.

- Me alegró muchísimo la noticia de la declaración de Histórico el archivo. Había encontrado en el archivo de Protocolos Notariales de Córdoba, en un documento en el que se decía que un tremendo incendio en su Palacio de los Marqueses de Villaseca en Madrid,  había quemado el archivo. La noticia salio en la prensa   

                                                                                                            INCENDIO DEL PALACIO DE LA MARQUESA VDA DE VILLASECA, EN LA NOCHE DEL 8 DE JULIO DE 1.872.- PUBLICADO EN LA ILUSTRACION ESPAÑOLA Y AMERICANA       ( PAGINA 445)

- Cuando llegue a Córdoba, me entero del fallecimiento del Marques de Viana y pensé otra complicación, ahora hay que esperar saber, quien es el heredero y empezar otras vez desde el principio.
- El Marques de Viana por testamento le había ordenado a su esposa, a la que le dejo todos sus bienes y el archivo, con el encargo de que se lo pasase a su sobrino nieto Duque de Peñaranda.
- Es curioso leer este testamento el Marques de Viana se quedo sin ningún bien de capital solo tenia un cuadro.- El testamento se nos dio en el Juzgado-
- Al Duque de Peñaranda, lo llamé por que le conocía y le dije, que ya que era propietario del archivo y me había prometido me entraría, que cumpliera. Me dice que espere, “mi tío ha dejado todo muy liado” cuando pueda ser, te llamare.

- Me llaman del Ministerio de Cultura la Directora  de los archivos comentándome, que han escrito el 3 de mayo 1.983 y varias veces mas a la familia, de los Marqueses de Viana y no tienen repuesta y que si las cosas siguen así, empezaran el inventario y lo harán sin contar con ellos, tenían verdadero interés en salvar este archivo, como parte del Patrimonio Documental
-  Nos dicen que se ponga un pleito, por la propiedad del archivo, para asegurar la documentación y evitar que se pierda algo y toquen, que aunque no tengamos documentos para  la demanda, que ella ya sabia,  lo que se intenta es salvaguardarlos.
- A mi marido le pareció un disparate, ya estamos otra vez como con Santa María de Gracia, no podemos justificar la existencia de ni un solo documento y nos piden, que lleguemos hasta el Tribunal Supremo, para dar tiempo de hacer todo con calma.
-Yo le comente que no podíamos decir que no, por lo bien que nos estaban tratando, comprendo que es un gran gasto, pero hay que cumplir.

- El pleito se puso contra el heredero de Viana Duque de Peñaranda y la Caja de Ahorros.
- De este pleito habría mucho que contar, el Presidente de la Diputación dijo que  mi marido era Marques de Ontiveros y no Marques de Villaseca que es el heredero, esto lo decía una persona que le conocía y decían además, que no se había puesto las Cartas Reales  de los títulos.
- Como la abogada que llevaba esto era muy amiga, me dejo a mi estando asesorada como estaba, que yo buscase los documentos a aportar a los autos y tenia plena seguridad que se habían puesto las Cartas de los dos Títulos.
- Fuimos hablar con al Juez encargado del caso y nos ofreció pararlo, para investigar lo sucedido, cosa que no quisimos por quitarle seguridad a los documentos.
- Estuve en el Ministerio de Justicia en la Sección de Títulos del Reino y el Subdirector me dijo, que no tenia que poner las Cartas de los Títulos, por venir publicadas en el BOE las concesiones, y era un delito si se usaba sin serlo, de todas maneras le pedí una nota, pero me negué a poner otra vez las copias de las Cartas originales.
- Este Sr. hizo comentarios sobre el letrado  que nos había dicho esto.

-  En la segunda instancia, también hubo cosas que contar.
- Como se estaba en ese momento el periodo de pruebas, se aporto un documento que encontramos en el Archivo Histórico Nacional, haciendo relación de estar en el archivo del Marques de Villaseca y aunque era antiguo, pensamos que podría servir, se llevo a Sevilla para el pleito y fuimos a ver, que es lo que pensaban los Jueces.
- Fue una sorpresa que no hicieran mención de lo aportado.
- Como sabíamos que pasaría a Madrid al Supremo, el abogado nos dijo que fuéramos a cerciorarnos si estaba allí el documento. -  
- Fuimos a las dependencia, no estaba la encargada pero si una suplente y le pregunte si habían enviado a Madrid, el pleito del Archivo de Viana, nos dijo que si no se había mandado, estaría en un armario que estaban los que quedaban por mandar.
- Me indico el armario y fui a buscar entre los legajos y no lo encuentro, pensé que se había mandado, ya me iba cuando al cerrar la puerta del armario, observe un paquete envuelto en un periódico, debajo del armario en el suelo, me agache a cogerlo y que sorpresa la mía, era nuestro pleito.
- La chica se preocupo y quedo asustada, nos dijo que ella diría que no había visto nada y que por favor, no la metiéramos en líos.
- Llamamos a nuestro Procurador y se le contó lo sucedido, vio todo lo que había encontrado, viendo como estaba liado en periódicos.
- Estuvimos pensando que hacer y se decidió seguir adelante y ver como se llevaría con seguridad, los autos a Madrid.
- Hablamos con los Jueces que habían llevado el pleito, sin contar nada, que al principio pusieron dificultades para recibirnos y tuvimos que llamar a nuestro asesor Magistrado, con esto nos autorizaron a llevar nosotras, los autos a Madrid y así se hizo.
 

- Empieza ha hablarse de inventariar y me llaman por si yo quería participar, me hizo ilusión hacerlo, pero cuando se entera el Duque de Peñaranda se opone, me llaman de Madrid a decírmelo y si alguien de la familia pudiese entrar, que vaya buscando la documentación, se lo dije a Soledad García Mauriño de la familia, y que tenia la carrera de Filosofía rama Historia, tampoco entro.
- Nos comentan de Madrid que se va encargar la Universidad y no dejan entrar a nadie.
- Se estaban preparando las cosas para empezar a inventariar el archivo, y cuando se esta terminando cambia la política de la Nación y hubo que esperar que se nombraran los nuevos encargados de estos asuntos, dejan los puestos los de UCD y entran los del PSOE y hubo que esperar mucho y  al no estar enterados, fueron alargando las cosas hasta poder dominar la trama, yo lo sentí muchísimos había trabajado muy a gusto con los anteriores.
- Visite varias veces el Ministerio y me dijeron, que ellos no podían atenderme sin tener cita anticipada, yo solo quería que no se tardara demasiado.
- Pedí la cita y después de tener el día y la hora, marcho a Madrid y me dicen que no me reciben, por tener unas entrevistas importantes inesperadas, dije que solo quería copia del inventario que habían terminado las chicas de la Universidad.
- Estuve esperando en el Ministerio por si terminaba la visita, hasta que abandonaron el despacho los que me habían citado, pero no logre que se cumpliera mi sita.

- Para no perder el día, después de venir de Córdoba  y estar esperando que cumplieran, me acerque a ver en el piso alto de la Biblioteca Nacional a la Directora del Patrimonio Bibliográfico   Nacional, Doña Mercedes Dexeus, Mallol que ya conocía.
- Le dije a lo que iba y muy apurada me contesto, “tu sabes que yo te daría todo por supuesto y sabes, que no me gusta decirte que no, pero tengo que cumplir las ordenes que me dan y si no me autorizan, yo no puedo dártelo,”
- Le dije, yo también lo siento, hoy me han traído de Córdoba pudiendo haberme avisado, que no me podían atender, así que ahora llama al Ministerio y diles que estoy sentada en la escalera esperando que se me de la lista, antes de irme para Córdoba y es posible que llame a la prensa o me declare en huelga de hambre, no estoy dispuesta a irme sin los documentos, que ellos me habían citado que viniera a recoger, después de haber esperado varios días la cita.
- Tardó en contestar el Ministerio, la directora apurada  venia a verme sentada en la escalera y animándome a que lo dejara. No se que es lo que pasaría, pero pasado un rato horrible, sin poder irse la Directora y dejarme allí, contestan que se me de, fue 9 de abril 1.987

- El inventario que me dan es poco mas o menos, como el que publico la Administración dando noticia del archivo de Viana,- muy escueto dando el nº de 325.245 documentos y 224 libros.  Se me notifico que la Junta tenía, el que habían hecho la Universidad muy detallado.
- Visite las oficinas de Cultura de la Junta de Andalucía en Córdoba y le pedimos lo que nos habían comunicado en Madrid.
- No gusto nada que nos dijeran eso, nos comentaron que estaban mecanografiando las chicas, que habían trabajado en el inventario, cada una lo que había hecho y que teníamos que esperar a que se terminara.
- Me puse en contacto con unas de las que  estuvo ayudando al inventario, y pensando que no lo viéramos, le ofrecí comprarles los folios, y que lo comentara con las demás chicas, se lo pensaron pero decidieron que no debían de hacerlo.
- Hubo que pedir por escrito la copia, por haber pasado casi un año y anunciando de no dárnoslo, pedirlo por el Juzgado.
- A los pocos días nos llaman y nos dicen que ya estaba depositado en el archivo de Protocolos de Córdoba, eran 314.670 los documentos, y 224 libros, marchamos rápidamente a verlo y nos encontramos un montón de folios sin encuadernar, que tuvimos analizando, me emocione pensando que cualquier día yo podría estudiar aquellos interesantes documentos.
- Llame a las dos personas que nos asesoran, un Magistrado y un Catedrático de Civil, me ordenaron que copiáramos los folios, por que se podían perder de nuevo.
- Llamamos a cuatro estudiantes, para que empezaran a copiar, previo pago por su trabajo. Llevaban solo un día, la Junta manda que se vayan, por no tener carnet de investigadoras, le discutí esto no iban a investigar, lo que hacían es copiar unos folios de un índice de un archivo, declarado histórico.
- Hubo una gran discusión y marche a por el Decano de los notarios, antes que se fueran las estudiantes y cual fue mi sorpresa cuando este Sr. me indico, que no pueden visitar organismos oficiales y donde yo le mandaba, era un Archivo Histórico Provincial.
- Decidimos copiarlo Soledad García Mauriño y yo, acabamos con un gran hinchazón en las manos, al fin copiamos 800 folios.
- Se pierden los folios del archivo y nos comunican que se están encuadernando. Tardaron mas de un año y nosotras seguíamos insistiendo que se nos dieran compulsados o buscaríamos otros conductos.
- Nos llaman comunicando que van a dárnoslo previo pago, era una cantidad que nos pareció exagerada, volvimos a comunicar con nuestros asesores los problemas  y nos dicen que si hay que pagar por cogerlos, que lo hagamos, que luego se aclarara.
- Al fin se arreglo por una cantidad moderada, no los dieron y gracia a esto nos ayudaron a estudiar y conocer, muchas cosas de la familia y se nos hizo mucho mas fácil la investigación
- Lo compra Cajasur en el año 2.000 empiezan un nuevo inventario, terminado dan la cifra de 305.000 documentos, pero siguen con el archivo cerrado, y anunciaron que se abriría al estudio en el otoño de 2.006.

- Cuando los historiadores pedían ver el índice existente según la Ley, en Protocolos Notariales le contestan “ El inventario no podrá ser consultado, hasta que el nuevo propietario Cajasur de el permiso correspondiente, y por escrito a este Archivo Histórico Provincial de Córdoba - carta fecha 18 de febrero del 2.000
- Ahora solo queda que se cumpla la Ley de los documentos declarados históricos y se abra el archivo, sin que se siga perdiendo documentos, que según “garganta profunda” se sabe como se pierden.
- Se debió abrir por estar incumpliendo una Orden Ministerial, desde su declaración publicada en el BOE el 10 de noviembre de 1.980

 

Marquesa Vda de Villaseca

       

                                           

 
   
Top